John Ford no era tuerto

fordparche.jpg

Centenares son las imágenes que podemos ver del genial director con un parche tapándole un ojo, cosa que nos hacía pensar a todos que era tuerto, pero el parche se lo puso ocasionalmente en 1934 para poder recuperarse de la operación de cataratas.
A partir de entonces, acostumbró a llevarlo en público como excentricidad, aunque solía cambiárselo de ojo.

puertas

Anuncios

Los comentarios están cerrados.