Archivo de la categoría: Censura

Besos sin censura

notorious.jpgEntre los años 1933 y 1954, Joseph I. Breen fue el oficial encargado del cumplimiento del código de producción o, dicho de otra manera, el censor de la época. Su labor consistía, entre otras, en velar por la moral de los espectadores y no dejar que ningún beso durase más de tres segundos en las películas que se rodaban.
Pero hecha la ley, ya se sabe… ésta está para saltársela con el mayor ingenio posible. Y uno de los cineastas más ingeniosos que hubo en la época fue Alfred Hitchcock, que en más de una ocasión consiguió burlar la férrea censura y logró colar más de un film con largas escenas de apasionados besos y escenas de intensa sensualidad.
Como ejemplo la película “Encadenados” (Notorious, 1946) donde en una escena en la que Cary Grand e Ingrid Bergman debían besarse logró alargarla hasta poco más de un minuto.
¿El truco? Pues muy sencillo…
Los protagonistas se besaban apasionadamente durante tres segundos, paraban, se miraban, susurraban, se daban un pequeño beso, volvían a mirarse, se volvían a besar durante tres segundos más. Así durante un minuto, en una escena llena de intensos y apasionados besos.
Y como muestra os dejo el vídeo con el fragmento de la escena.

Las uvas de la ira y la censura en la URSS

the-grapes-of-wrath.jpgEn 1940, los censores de la Unión Soviética permitieron que el film “Las uvas de la ira” (The Grapes of Wrath, John Ford) protagonizado por Henry Fonda, Jane Darwell y John Carradine, se estrenase en Rusia.
Esto era debido a que en la película se mostraba la decadencia de Norte América y su “Gran Depresión”.
Pero al poco de tomar esta decisión se echó atrás y se prohibió su exhibición ya que el público moscovita quedaba impresionado por el hecho de que, en América, incluso una familia arruinada y asolada por la pobreza podía darse el lujo de tener un automóvil propio.

puertas

Mogambo y la censura española

mogambo.jpg

En 1953 la censura española alteró el doblaje de “Mogambo” de John Ford, quiso ocultar al publico español el adulterio que Grace Kelly intentaba cometer con Clark Gable. A los sesudos censores de este país no se les ocurrió mejor solución que convertir a los personajes de Grace Kelly y Donald Sinden (marido y mujer en la película) en ¡hermanos!, así los protagonistas no eran marido y mujer y lo cual hacía que no hubiese un adulterio en la cinta, pero no cayeron en el error, ya que con el cambio el adulterio se convertía en algo mucho más morboso: un incesto.

puertas