Gustav Machaty y sus alfileres en “Éxtasis”

ecstasy.jpgUna jovencísima Hedy Lammar protagonizó la película checa “Éxtasis” (Ecstasy, 1932) bajo las ordenes de Gustav Machaty.
El director del film, pretendiendo dar más realismo en la secuencia en la que la protagonista tenía un orgasmo, pinchó las nalgas de la actriz con un alfiler para así conseguir unas expresiones de perfecto realismo en su rostro.

Cabe destacar que “Éxtasis” está considerada como la primera película comercial en la que apareció una mujer totalmente desnuda.
Friedrich ‘Fritz’ Mandl, conocido nazi y el, entonces, tercer hombre más rico de Austria quedó fascinado por Hedy Lammar, arreglando un matrimonio de conveniencia con los padres de la actriz. Tras el enlace, Fritz pretendió comprar todas las copias del film en el que su esposa aparecía desnuda.

ecstasy-0.jpg

La trama del film trata de una joven que se casa con un hombre mayor, aburrido e impotente.
La joven cierto día sale a cabalgar, llegando a un lago y decidiendo darse un baño. Deja sus ropas sobre el lomo del caballo y éste sale al galope tras la llamada de una yegua. Un apuesto trabajador que se haya cerca logra alcanzar al caballo y va a devolvérselo a su propietaria, la cual se esconde angustiada y desnuda tras unos matorrales. De ahí nace un flechazo, convirtiéndose en amantes.

(Post realizado a raíz de la información encontrada en: El País.com Con el cine en los talonesThis is not my blogYoutubeDailimotionVídeo GoogleWikipedia)

Anuncios

La accidentada primera exhibición de los hermanos Lumiere

larrivee-dun-train-a-la-ciotat.jpg

En 1895, Auguste y Louise Lumiere hicieron historia al dar la primera exhibición pública de una imagen en movimiento.
Se trataba del film “L’Arrivée d’un train à la Ciotat”, en la que en apenas un minuto de duración se veía llegar un tren de vapor a una estación.
El público, aun no familiarizado con las locomotoras y muchísimo menos con el cine, salió despavorido de la sala, donde se proyectaba, al creer que el tren se les venía encima.

puertas

Frenesí de compras

randall2.jpgPaseando por la Madison Avenue, en cierta ocasión, Tony Randall vió una bonita corbata en un escaparate. Decidió entrar en la tienda y el gerente le dijo emocionado:

-¡Oh, Tony Randall! ¡En mi tienda! ¡Es todo un honor! ¡Por favor, concédame tan solo un minuto, he de llamar a mi esposa para que venga y lo vea, sino ella nunca me creerá!”-

Al cabo de un instante apareció la esposa y entre los dos empezaron a adularle y llenarle de piropos, tantos que el actor se sintió en la “obligación” de comprarles algo y acabó adquiriendo la corbata y seis camisas.
Pero se dio cuenta de que no llevaba suficiente dinero y preguntó si le admitirían pagar con un cheque, a lo que el hombre le respondió:

-“¿Tiene usted alguna identificación?”-

John Ford no era tuerto

fordparche.jpg

Centenares son las imágenes que podemos ver del genial director con un parche tapándole un ojo, cosa que nos hacía pensar a todos que era tuerto, pero el parche se lo puso ocasionalmente en 1934 para poder recuperarse de la operación de cataratas.
A partir de entonces, acostumbró a llevarlo en público como excentricidad, aunque solía cambiárselo de ojo.

puertas

Huelga de extras en “Rojos”

reds.jpgLa película Rojos (Reds, 1981) narra la historia del único americano enterrado en el Kremlin, el periodista estadounidense John Reed.
El director del film, Warren Beatty, quiso dar la mayor autenticidad posible para la escena en la que John Reed da un discurso ante un grupo de trabajadores de una fabrica. Se puso una y otra vez a declamar dicho discurso frente a los extras, contratados para la película, sobre la teoría de la explotación capitalista en el trabajo.
Los extras escucharon con atención y quedaron tan convencidos por el mensaje dado por el director que decidieron ir a la huelga como reclamo de una mejora salarial.
Beatty tras reunirse con ellos accedió a las pretensiones de los figurantes y éstos tuvieron una subida salarial.

Las uvas de la ira y la censura en la URSS

the-grapes-of-wrath.jpgEn 1940, los censores de la Unión Soviética permitieron que el film “Las uvas de la ira” (The Grapes of Wrath, John Ford) protagonizado por Henry Fonda, Jane Darwell y John Carradine, se estrenase en Rusia.
Esto era debido a que en la película se mostraba la decadencia de Norte América y su “Gran Depresión”.
Pero al poco de tomar esta decisión se echó atrás y se prohibió su exhibición ya que el público moscovita quedaba impresionado por el hecho de que, en América, incluso una familia arruinada y asolada por la pobreza podía darse el lujo de tener un automóvil propio.

puertas

Las Cenizas de Orson Welles

orsonwellesyantonioordonez.jpgOrson Welles fue un autentico enamorado de España. Muchas fueron sus etapas, como director, actor y escritor o en su vida privada, en las que pasó largas temporadas por estas tierras.
Conocida fue su amistad con el torero Antonio Ordoñez y en la finca que éste poseía, en la localidad malagueña de Ronda, es donde están enterradas las cenizas del genio del celuloide. Este fue el deseo que tuvo antes de morir y que su hija se encargo de cumplir en 1986, un año después de su fallecimiento.

Elaborado a raíz de una entrada vista en Guateque.net